READSCRIPCIONES JUDICIALES RIESGOSAS/ “El zócalo 500 años narrados desde el Palacio de Moctezuma”,

 

READSCRIPCIONES JUDICIALES RIESGOSAS

Ricardo Guzmán Wolffer

La pretensión legislativa de modificar la Constitución Federal mexicana para que los jueces y magistrados federales sean cambiados de adscripción cada cinco años desatiende un aspecto central de la impartición de justicia: los criterios judiciales.

El Consejo de la Judicatura Federal tiene como función principal la administración, en sentido amplio, de la actuación de juzgados y tribunales federales (renta inmuebles, compra computadoras y papel, fijar reglas para otorgar nombramientos, etc.), pero de ninguna manera influye en la forma en que se resuelven los juicios. Aun cuando llega a dictar acuerdos para fijar competencias, como concentrar  expedientes en un juzgado ordinario o auxiliar (como sucedió, por ejemplo, en los miles de amparos promovidos contra la nueva ley del ISSSTE, o los amparos promovidos contra la ley de outsourcing), para lo cual el Consejo tiene facultades legales, lo cierto es que los jueces y magistrados resuelven con independencia.

La rotación propuesta obligará a los recién adscritos jueces y magistrados al estudio de las leyes estatales de cada descripción y su relación con las leyes federales. Comprender el entorno social y los alcances de una resolución no es cosa menor, como sucede en materia agraria: aunque es la misma ley para toda la República, cada zona tiene su particularidad en el cumplimiento de sentencias agrarias.  Si un magistrado pasa de un circuito a otro, deberá verificar si está de acuerdo con la jurisprudencia que éste ha emitido. Si cambian a todos los integrantes de un tribunal colegiado, es casi seguro que variará la jurisprudencia y, de igual manera, la forma en que se resuelvan los juicios: habrá incertidumbre jurídica. El sentido de las resoluciones que se mantuvieron estables mientras los mismos jueces y magistrados estuvieron en un circuito, y bajo cuyo sentido se organizaron autoridades municipales y estatales, tendrá cambios. Habrá confusión de los usuarios del servicio de justicia.

Los mecanismos legales para uniformar criterios en toda la República, como las resoluciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que dictan jurisprudencia obligatoria para todo el país, tardan años en resolverse: el tiempo que resuelven el juez y, luego, los magistrados, más el tiempo en que se envía el juicio respectivo a la Suprema Corte y ésta resuelve. Dependiendo del caso, pueden pasar años. Para cuando quedara establecido el nuevo criterio podría haber nuevo cambio de jueces y magistrados o de la ley local respectiva para reanudar este proceso de “estabilización” legal. La estancia prolongada de jueces y magistrados en una ciudad permite a los litigantes conocer sus veredictos jurídicos para actuar de conformidad. Nada de ilegal hay en el cambio del sentido de las sentencias de un juzgado por cambio del juez, pero es un riesgo aparentemente no valorado por los legisladores. Los más afectados serán los ciudadanos.

+++

“El zócalo 500 años narrados desde el Palacio de Moctezuma”, obra impresa por el Nacional Monte de Piedad, describe con precisión los hechos históricos que hacen del zócalo capitalino un lugar único. Fundado el Monte de Piedad en 1775 por Pedro Romero de Terreros, ocupa a partir de 1836 la casa matriz que desemboca al zócalo capitalino. Este inmueble solamente ha sido ocupado, después de Hernán Cortés, por el Monte de Piedad.

La historia del zócalo parece resumir el ánimo nacional ante las fiestas populares que ahí se daban, con corridas de toros (regularmente acontecidas en la calle de Corregidora) donde el público bajaba de las gradas a dar estocadas al animal. Peregrinaciones y actos religiosos pasaron por la plaza del zócalo que hoy contiene a algunos de los poderes que definen la vida de los mexicanos: el ejecutivo federal y el local, al lado de la catedral católica y los restos de las pirámides y monumentos prehispánicos; además de una institución única en su género, por antigüedad y eficacia, el Monte de Piedad. Un espacio único dignamente documentado en un libro valioso: una evidencia de que la estabilidad social tiene soportes institucionales de todo tipo.

+++

Escuche los podcasts de “El estado nostálgico” y “La sociedad devastada” en “Literatura y derecho” de Ricardo Guzmán Wolffer en Spotify y plataformas afines.

 

 

 

 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

BAJA CALIFORNIA Y LA INDEPENDENCIA JUDICIAL más reseña

DEL JUEZ ASESINADO Y OTRAS DEBILIDADES

VIDEOS JUDICIALES/LA REVOCACIÓN DE MANDATO Y LA OBLIGACIÓN CIUDADANA